De Verano y Nostalgia

Llega el verano y con el todas los ideales de la televisión y novelas románticas donde todos los días son de fiesta, viajes sorpresa y paseos por la playa en trajes de baño, y aunque ciertamente lo único que pasa son los atardeceres que nos venden donde son bonitos, en si el verano no es perfecto, solamente es.

Creo que es un error común confiar en que todo eso pueda pasar, generando expectativas exageradas de lo que en realidad es, y pese a no ser real no es del todo decepcionante, si no desconcertante al considerarlo algo alcanzable e importante aún cuando no lo queramos. 

 

Así funciona el verano, que al igual que el invierno trae consigo nostalgia, pero aquí no esperamos regalos (a menos que sea nuestro cumpleaños o algún aniversario) o pasar un día con nuestra familia platicando sin pretexto alguno, los recuerdos tristes no le corresponden al verano del todo, pero tampoco significa que todos los recuerdos son felices, no todos vamos a la playa platicamos con algún desconocido y no enamoramos (La Oreja de Van Gogh nos ha mentido). El verano es todo lo contrario, nuestras aventuras son para eso, estar con nosotros.

El calor apenas comienza y en esta ocasión no me encuentro esperanzado por lo que traerá consigo el verano, quizás sea por la edad o por la incertidumbre, pero ahora busco preguntas y respuestas para todo lo que pasa. Quizás estaré esperando respuestas a todas las preguntas que aún no me planteo sentado en un atardecer, en la playa o solamente en busca de “ese algo” que me  enamorará.

Feliz inicio de Verano, con todo el amor, Mauricio X.

 

 

Mochila: Fjall Raven Kanken 😉

 

Navegación de entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *