Florecer

Soy de los que piensan en que el tiempo traerá cosas buenas, pero también estoy seguro que uno debe poner toda su disposición para lograrlo. Creo que hay un camino largo por recorrer y que hay muchas estaciones por esperar, sé que el verano terminará más pronto de lo que espero y que el otoño arrasará con lo verde y algo que me motiva es ver florecer todo aquello que pereció.

Florecemos una y otra vez, tal como las como las hierbas. En mi caso el constante cambio ha transformado mis percepciones de las cosas, he madurado, lo entiendo porque ahora veo más posibilidades en cada oportunidad que se me presenta, trabajo en ella y puedo llevarla a cabo.

Primavera Anticipada

                          

Es sorprendente el cómo querer lograr todo nos priva de llegar a algo, impide concretar las metas y nos estanca en el mismo espacio, pero somos nosotros quienes, al final ponen las trabas por querer avanzar y no dejar florecer las ideas.

Algo que no concebía al iniciar con el blog era la idea de no lograr nada, quería intentarlo todo, usar Instagram, Facebook, Twitter, Pinterest, escribir sobre muchos temas, música, moda, lifestyle, libros, TODO, pero a la hora de publicar no me decidía por nada, y esto por no plantear que era aquello que en realidad quería decir, dejaba que mis ánimos me llevaran a experimentar con todo, pero no se trata de eso, al menos no en este momento.

La importancia de dejar florecer las ideas radica en que crezcan completamente antes de querer cortarlas.

 

Flower bomb

Aun no estoy seguro si he logrado plantear que es lo que quiero que florezca, pero sé que estoy avanzando, quizás lento, pero sé que no está en un otoño largo.

La primavera aún se ve lejana, pero no para aquellos que saben esperar, y que reconocen las recompensas que les traerá. En ocasiones vemos tan lejano aquello que tenemos cerca, creemos que la primavera jamás vendrá, pero nos espera en el 2019, mientras que algo tan lejano como el 2012 lo consideramos relativamente cercano a nosotros, quizás por el valor sentimental o porque el futuro no es tan esperanzador como los recuerdos del pasado.

Todo tiene su tiempo, todo viene  y todo se irá, ¿Qué tan pronto? Quizás meses, quizás días, quizás nunca, pero todo pasará. Sólo nos queda seguir creciendo, seguir esperando, recibir y florecer.

Nos leemos pronto, en cuanto las ideas vuelvan a crecer.

All the love, Mauricio X.

 

Navegación de entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *